jueves, 17 de octubre de 2019

El fabuloso mundo de las letras. Jordi Sierra i Fabra

Ficha técnica 


Título: El fabuloso mundo de las letras 

Autor: Jordi Serra i Fabra 

Editorial: SM – El Barco de Vapor

Número de páginas: 200

Año de publicación: 2001 (original del 2000)

ISBN: 84-348-7054-1 



Sinopsis 


A Virgilio le gusta jugar en el parque y salir con su amigo Tomás. Le gusta divertirse y no atender demasiado rato en clase. Lo que no le gusta y no hace jamás, por nada del mundo, es leer. Es una actividad aburrida, de mayores y raritos, a la que se ve abocado por orden del colegio. Virgilio retrasa el sufrimiento de abrir el libro todo lo que puede, pero, cuando finalmente lo hace, descubre algo que no esperaba: hay libros que le cambian la vida a uno. 


Acerca del autor 


A sus 72 años, Jordi Sierra i Fabra acumula a sus espaldas centenares de libros escritos. Es un apasionado de la literatura, la música y el cine. Ha dirigido revistas de temática musical y literaria, convoca anualmente un premio de novela para jóvenes y su fundación ayuda a impulsar la carrera de escritores emergentes. Vive rodeado de libros, discos y películas, y siempre encuentra tiempo para seguir escribiendo. 


Reseña 


Me encontré con El fabuloso mundo de las letras por casualidad, en un mercado de libros descubierto en una tarde de domingo. Fue un bonito hallazgo: me encantan las obras de Jordi Sierra i Fabra. Narra la historia de Virgilio, un niño sin interés por la lectura que se sumerge en las páginas de El Libro. Así, en mayúsculas, es como el autor se refiere a aquella obra que marca la vida de cualquier joven lector. 

El protagonista, que recuerda vagamente al Bastian de Michael Ende, vive todo un día de aventuras en el País de las Letras, tierra lejana y desconocida habitada por caracteres juguetones y un alcalde de lo más peculiar. La construcción de este reino mágico es uno de los puntos fuertes de la novela y solo responde a un límite: el de la imaginación. 

Así, hay letreros que aparecen de la nada, crucigramas de palabras bonitas, sopas de letras vivas, conciertos literarios, bosques, parques y zoos de letras. Virgilio descubre algo nuevo de la lectura en cada una de sus paradas. Al principio lo hace solo, después acompañado por el Alcalde, un personaje peculiar y pintoresco que parece una mezcla perfecta entre Willy Wonka y los hermanos Tweedledum y Tweedledee, de la Alicia de Carroll. 

Para mí, el mejor momento del viaje de Virgilio tiene lugar al final de su estancia, cuando visita un misterioso palacio que habitan todos los grandes las letras universales. Su encuentro con cierto escritor patrio, de cuyo nombre no queremos acordarnos, es impagable. 

Otro punto fuerte de la obra son las sopas de letras y demás juegos literarios que el Alcalde plantea a nuestro joven protagonista para que entienda que leer puede ser algo divertido. Todas se incluyen en el libro para que el lector las complete al mismo tiempo –con las soluciones al final, por si algo se nos resiste-. 

Hay que destacar, además, la labor de ilustración de la novela. No cuenta con dibujos en sí, sino con abecedarios y letreros que van replicando lo que Virgilio encuentra. Alfabetos creados con animales, con figuras humanas... Todos son reales y se han extraído de obras antiguas para darle a la obra un matiz visual único. Quién sabe, tal vez sea El Libro de algún pequeño lector que todavía no sabe que lo es. 


Lo mejor: La estructura del País de las Letras. Todos los puntos de interés a los que llega Virgilio son muy imaginativos. 


Lo peor: El ejemplar que he leído tiene un par de faltas de ortografía importantes. Si se ha corregido en ediciones posteriores, ninguna queja. 


Deberías leerlo si añoras las aventuras de Bastian en Fantasía. Tiene un estilo que recuerda a la pluma mágica de Michael Ende.


martes, 15 de octubre de 2019

Especial Viaje a la luna

Mucho se ha hablado (y así seguirá siendo hasta que se calienten los polos) sobre el viaje a la luna que el ser humano realizó. Ese gran paso para la humanidad. Ese gran fiasco para la humanidad. Un hecho histórico que se produjo (o no) el 18 de julio de 1969 y que las editoriales no han querido pasar por alto. El cincuenta aniversario ha contado con revisiones, re-ediciones y nuevas visiones de una de las historias más controvertidas del pasado siglo XX que, como siempre, tuvo su precursor en la novela de ciencia-ficción. Por ello, os dejamos varias publicaciones relacionadas con este avance tecnológico e intergaláctico.



Viaje alrededor de la luna. Jules Verne. Inevitable no recordar uno de los libros más visitados por los amantes del espacio durante su adolescencia (y no tan pequeños). El mago francés de la imaginación, tras la publicación de De la Tierra a la Luna, relata cómo tres exploradores viajan al satélite terrestre en un proyectil totalmente hueco. La travesía se verá modificada debido al impacto de un meteorito y sus aventuras cobrarán un nuevo significado...nuestra adorada Editorial Alma tiene una edición preciosa del relato. 



Cuenta atrás. 2979 días para llegar a la luna. Suzanne Slade y Thomas González. Ilustraciones y texto se unen en este único volumen donde se aprovecha la celebración de las bodas de oro con la luna para ahondar en la importancia del sacrificio y la marca de unos objetivos tan reales como ilusionantes. Esta máxima la puede seguir un currante cualquiera o un jefe de gobierno como John F. Kennedy en el año 1961. Desde entonces, casi medio millón de personas trabajó a destajo que el ser humano llegase a la luna.


Pop-up Luna. V.V.A.A. Hay veces que una se fija en los libros por el autor, otras por la editorial, y en contadas ocasiones es el libro quien te elige a ti sin ningún tipo de reconocimiento anterior. Y así ocurrió con esta maravilla publicada por Luis Vives (Edelvives). Los libros, tal y como los conocíamos, han ido evolucionando hasta jugar con el 3D en ocasiones tan significativas como el descubrimiento de las lunas y sus curiosidades lunáticas.




Objetivo: la Luna. Hergé. El periodista de dibujos animados más conocido (con permiso de Clark Kent) nunca fue de perderse ningún sarao. ¡Menos aún si se trataba de conocer la galaxia y otros planetas! O satélites. Hergé sitúa a Tintín en su decimosexta aventura nada más y nada menos que en la Luna. El autor se empapó de las investigaciones surgidas a raíz de la posibilidad de realizar viajes espaciales humanos. 




El viaje a la luna. George Méliès. Despedimos este especial lunático con una de las películas que más ha marcado el devenir fantástico del séptimo arte. La cabeza pensante de Méliès fue capaz de crear un homenaje a nuestro satélite y llenar de una perspectiva onírica a la ciencia-ficción más especial. Una mirada diferente y soñadora que sigue siendo capaz de sacarnos una sonrisa en cada nuevo visionado de su mejor pieza (quizás). 



viernes, 11 de octubre de 2019

A la caza de Jack el Destripador. Kerri Maniscalco.



FICHA:

Título: A la caza de Jack el Destripador.
Autora: Kerri Maniscalco.
Editorial: Ediciones Urano.
Sello: Puck.
Colección: Puck.
Número de páginas: 352.
Precio:  15.00 € (Edición Rústica con solapas). / 5.99 € (E-book).
ISBN: 978-84-92918-28-7


Sinopsis:

Esta deliciosa y espeluznante novela de terror tiene una trama inspirada en los asesinatos de Jack el Destripador y un final inesperado que te helará la sangre…
Audrey Rose Wadsworth, de diecisiete años, nació como la hija de un Lord, con toda una vida de riqueza y privilegios por delante. Pero entre las fiestas de té y los vestidos de seda lleva una vida secreta prohibida.
En contra de los deseos de su severo padre y las expectativas de la sociedad, Audrey se escapa frecuentemente al laboratorio de su tío para estudiar la espantosa práctica de la medicina forense. Cuando su trabajo en una serie de cadáveres asesinados salvajemente la arrastra a la investigación de un asesino serial, su búsqueda de respuestas la llevará muy cerca de su propio mundo protegido.
Las vueltas y los increíbles giros de esta historia, acompañados por fotografías reales y siniestras de la época, harán que este deslumbrante debut de la autora Kerri Maniscalco, best seller #1 del New York Times, sea imposible de olvidar.
Acerca de la autora:

Kerri Maniscalco creció en una casa semiembrujada en las afueras de la ciudad de Nueva York, donde comenzó su fascinación por los ambientes góticos. En su tiempo libre, lee todo lo que llega a sus manos, cocina toda clase de comidas con su familia y amigos y bebe demasiado té mientras debate los detalles más complejos de la vida con sus gatos.
«A la caza de Jack el Destripador» es su novela debut, en la que mezcla su amor por la ciencia forense y las historias inconclusas.


Reseña:

No sabéis las ganas que tenía de que esta novela de Kerri Maniscalco llegara a nuestro país, ya que le tenía echado el ojo a su saga desde hace tiempo 😉. Por eso, este pasado verano pasé unas vacaciones de lo más entretenidas acompañada de esta historia ^^ y, aprovechando que se acerca Halloween, os traigo su reseña. Muahahaha.

En esta primera entrega conocemos a los principales protagonistas de la misma: Audrey Rose y Thomas Cresswell, dos estudiantes de anatomía forense que se verán envueltos en los cruentos crímenes de Jack el Destripador, tanto desde el punto de vista profesional como personal.

Ahora bien, ellos dos no son los únicos personajes que encontraremos entre las páginas de la novela. El tío de Audrey Rose, el doctor Jonathan Wadsworth, será otra de esas personas que tendrá un gran peso en la trama, no solamente porque es el instructor de su sobrina, de Thomas y de otros jóvenes, sino porque también colabora con Scotland Yard. Además de todos ellos, tampoco he de olvidar al resto de los miembros de la familia, como lo son el padre de Audrey Rose: Lord Edmund Wadsworth, su hermano Nathaniel, su prima Liza o su tía, la cual se empeña en hacer de su sobrina toda una dama organizando fiestas de té y enseñándola a bordar de cara a su futura vida conyugal.

Sin embargo, quienes más me han encandilado han sido la propia Audrey Rose y Thomas, ya que Audrey Rose tiene que enfrentarse a su padre y al hecho de que apenas la deja salir de casa, (a no ser que sea para hacer actividades propiamente femeninas como ir de compras), debido a que su madre murió de escarlatina por la debilidad de su corazón y no quiere arriesgarse a que su hija contraiga cualquier enfermedad. De hecho, su obsesión llega hasta tal punto que es capaz de despedir a la gente del servicio de su casa de Belgrave Square cada poco tiempo para evitar que traigan virus de las zonas más pobres de la ciudad.

Pero Audrey Rose no quiere permanecer confinada entre cuatro paredes y ansía forjar su propio destino. Así que se las ingeniará para poder acudir al laboratorio de su tío o a las clases que imparte, al igual que para practicar con cadáveres y ayudar en las autopsias, algo nada propio de una dama y que, si se supiera, escandalizaría a la alta sociedad victoriana.

Además de todo ello, su lengua afilada, su temperamento indómito y su propia vestimenta (ya que en ocasiones se viste y se pasea con su traje de montar, el cual incluye unos pantalones) hacen de ella una joven luchadora que no se conforma con aquello que le quieren imponer, haciendo del personaje alguien profundamente feminista, lo cual considero necesario y todo un acierto. Por otra parte, el hecho de que ella misma nos narre su historia en primera persona la convierte en alguien muy cercano a tod@s nosotr@s y nos hace conectar muy fácilmente.

En cuanto a Thomas Cresswell, su manera de actuar puede resultar demasiado fría, a pesar de que tiene justificación, y ello hace que sea difícil empatizar con él. No obstante, me ha recordado mucho a Sherlock Holmes, tanto por el tipo de “combates dialécticos” con Audrey Rose como por el hecho de que busca distanciarse y dejar a un lado los sentimientos para extraer conclusiones y lograr que nada nuble su juicio. Thomas es muy empírico, mientras que Audrey Rose combina a la perfección ambas facetas, poniendo sentimiento y empatía en cada situación, justamente lo que le falta a su compañero. A pesar de ello, Thomas se deja querer 😉.

En relación con el argumento de la novela, aunque ya os he ido adelantando algo :D, la acción se sitúa en el Londres victoriano de 1888, justo en el momento en el que los crímenes de Jack el Destripador comienzan a asolar la ciudad y atemorizar a sus habitantes. Es por este motivo por el que nuestros protagonistas, como futuros forenses, tendrán que estudiar las atrocidades del asesino, al cual intentarán atrapar para que los crímenes cesen de una vez por todas, ya que cada uno de ellos es más espantoso que el anterior.

Sobre todo, destaca la magnífica documentación por parte de la autora, al igual que la exquisita ambientación. Se nota perfectamente la labor que hay detrás de esta novela, a la cual acompañan incluso reproducciones de las cartas enviadas originariamente por Jack o fotografías de algunos de los escenarios o hechos mencionados en la misma. Además, al final del libro, la propia autora comenta algunos aspectos y ciertas licencias que se tomó para la trama. Eso demuestra, una vez más, el nivel de detallismo. Por otra parte, también creo que ha conseguido reflejar la época tanto en el lenguaje como en el estilo de escritura, al igual que los usos y costumbres del momento, tales como el auge del espiritismo o la existencia de fumaderos de opio frecuentados por la alta sociedad londinense, a pesar de encontrarse en el East End.

Con respecto al final, os diré que, si bien es cierto que sospeché de todos en algún momento XD, no llegué a hacerlo tan profundamente de la persona realmente culpable, lo cual es un plus añadido ^^ y mantiene la intriga durante toda la novela. Ahora bien, en este caso, la resolución es pura ficción, ya que la identidad de Jack el Destripador nunca llegó a conocerse como bien sabéis.

Por mis palabras, ya podéis ver que he disfrutado muchísimo de esta obra. La época victoriana es un periodo que me encanta y, teniendo en cuenta que la autora lo ha plasmado a la perfección, no podía ser de otro modo 😉. Eso sin dejar de lado que el personaje de Audrey Rose Wadsworth me ha encandilado *.*. Es una joven dispuesta a enfrentarse a sus propios miedos, a hacer lo que cree que debe, así como tremendamente luchadora, tanto para hacer realidad sus sueños como para defender aquello que es justo.

Sin lugar a duda, “A la caza de Jack el Destripador” es una obra llena de valores, que nos enseña la importancia de pensar por nosotr@s mism@s y de seguir el camino que creemos correcto, independientemente de lo que los demás puedan decir o la sociedad considere apropiado.

Estoy deseando embarcarme en la próxima aventura de Audrey Rose y Thomas en Rumanía en “A la caza del príncipe Drácula”, que salió hace poco de la mano de Puck. Sobre todo, porque Drácula es una obra que me encanta, así como todo lo que tenga que ver con vampiros, Rumanía o la leyenda que hay en torno a Vlad Tepes. Así que tengo muchas ganas de que Kerri Maniscalco nos transporte a la Rumanía de finales del siglo XIX con su magnífica pluma. Además, en 2020 llegará a nuestro país la tercera parte de esta saga, que tiene que ver con Houdini y un trasatlántico que va rumbo a los Estados Unidos. ¿Qué más se puede pedir? ^^.

Lo mejor: una protagonista que lucha contra las convenciones sociales, puramente feminista, y una documentación exquisita.

Lo peor: que es probable que lo pases un poco mal si eres fácilmente impresionable, ya que las descripciones de las prácticas forenses y de los cadáveres son bastante explícitas.

Deberías leerlo si eres amante de la Inglaterra victoriana, así como si te apasionan los sucesos acontecidos en este periodo histórico.


Puedes leer las primeras páginas aquí.


jueves, 10 de octubre de 2019

Heridas abiertas. Gillian Flynn

FICHA TÉCNICA

Título: Heridas abiertas
Autora: Gillian Flynn
Editorial: DeBolsillo / Random House
Colección: Roja y negra
Precio: 9,45€ (bolsillo) / 14€ (tapa blanda) / 2,84€ (Kindle)
ISBN: 8439728115 / 8490627274




Sinopsis


Heridas abiertas es la primera novela de Gillian Flynn, autora de la exitosa Perdida y consagrada ya como maestra del thriller psicológico.
Recién salida de una breve estancia en un hospital psiquiátrico, Camille Preaker se dirige a su ciudad natal a cubrir una serie de asesinatos para el periódico en el que trabaja. Por primera vez en once años, la reportera de sucesos regresa a la inmensa mansión en la que creció, donde se tendrá que enfrentar a los recuerdos de su hermana, que murió en plena adolescencia; pero lo que más perturba a Camille es la presencia de su madre, una mujer fría y manipuladora que despierta la admiración de sus vecinos y que vive obsesionada con su salud y la de los suyos.
Con la policía local abrumada por los hechos, Camille llevará a cabo su propia investigación, desafiando las rígidas normas sociales de un pequeño pueblo de la América profunda.
Finalista del prestigioso premio Edgar de novela negra y galardonada con el Ian Fleming Steel Dagger, la primera novela de Gillian Flynn es un thriller apasionante que retrata las complicadas relaciones entre hermanas, madres e hijas, así como la sutil violencia que envuelve los nexos familiares.

Acerca de la autora

Gillian Flynn es la autora de Perdida, best seller número uno del New York Times. Su guión para la adaptación cinematográfica de la novela fue nominado a los Globos de Oro. También ha publicado los best sellers La llamada del Kill Club y Heridas abiertas. Anteriormente crítica del Entertainment Weekly, en la actualidad vive en Chicago con su marido e hijos.
[Información e imagen de MegustaLeer]


Reseña

Heridas abiertas nos explica la historia de Camille Preaker, reportera de un periódico segundón de Chicago, cuando es enviada a cubrir la noticia de un posible asesino en serie de niñas. La envían a ella porque sucede en Wind Gap, un pueblecito de Missouri en el que ella nació y creció. Allí le espera una familia supuestamente perfecta a la que no ve hace ocho años, un policía local sobrepasado que no está dispuesto a colaborar y muchos recuerdos indeseables. Una vez llegue, Camille iniciará una investigación mientras se enfrenta a su pasado y las duras normas sociales de la América profunda.

Lo cierto es que llevo atrasando la redacción de esta reseña semanas porque ha sido una de esas lecturas difícil de definir. Así que permitidme hablar conmigo misma un poco:
-¿Te ha gustado?
-Sí.
-¿Te ha dejado un mal sabor de boca?
-También.
-¿Porque te ha parecido mala?
-No. Todo lo contrario.
-¿Entonces?
-Entonces... Heridas abiertas es una novela como su título: sabes que no va a traer nada bueno, pero  "quieres" saber más. Te llama, te atrapa aunque sepas que vas a sufrir y que te va a dejar mal cuerpo o, por lo menos, un sabor agridulce. Porque disfrutas leyendo sin disfrutar lo que lees; porque la historia es muy buena, pero no tanto lo que acontece.

Y es que Gillian Flinn ofrece una historia interesante de la mano de una narradora en primera persona que va desgranando la incógnita del posible asesino en serie, a la vez que vivimos con ella el regreso a un hogar del que se fue deseosa; una casa reinada por una mater tóxica con imagen de perfecta de puertas para afuera, un marido pelele y una hermana a la que apenas conoce. A su vez, Camille irá recomponiendo el puzzle de su pasado a través de recuerdos sórdidos y dolorosos. Cómo no, en este camino también nos mostrará la doble cara de una población sexista y decadente. Gracias a esta composición, Heridas abiertas trata muchos temas, como las relaciones tóxicas, la dureza de la infancia y adolescencia, la violencia sexual que en muchas sociedades se sigue considerando "normal", el papel de las mujeres (florero) en ellas, las ambivalencias, las dobles morales y el poder que confiere el dinero. 

¿Lo mejor (y lo peor) de todo esto? Que aunque está escrito en primera persona, Camille no cae en victimismos innecesarios. Sino que lo cuenta desde la frialdad de quien lo asume como parte de la normalidad o, al menos, cree haberlo asumido (la sensación que a un@ le queda al leerlo es otra). Y lo hace, además, con una prosa sencilla pero elaborada, de lectura fácil pero dura y tajante que a menudo te deja sin palabras, mientras que otras te deja con ganas de decirle un par de cosas a los personajes que hay en escena.

Con respecto a ellos, los personajes, podríamos decir que son variados. Camille, su madre y su hermana son perturbadores de modo muy diferentes. Ella, por la frialdad con la que vive y explica, por los detalles que da sobre su vida y su trastorno, por cómo habla de lo que siente de un modo que consigue que casi lo sientas en tu propia piel. Tras ella,  mención especial para la madre, Adora, a quien solo puedo definir como una loca y manipuladora de remate, ejemplo máximo de las relaciones tóxicas. De muy cerca las sigue la hermana de Camille, Ama, quien muestra dos personalidades muy distintas (la niña cariñosa y perfecta, la preadolescente popular y cruel), aunque comprensibles conforme la vas conociendo. Las tres son personajes que te remueven por dentro y que están perfectamente trabajados.

A parte de ellas, tenemos otras mujeres que servirán para cumplir (y criticar) varios estereotipos femeninos; y veremos varios personajes masculinos que también traen tela: el padrastro de Camille y padre de su hermana Amma, como el "hombre pelele"; el policía que sólo pone trabas; el detective enviado para resolver los caso, el "faro en la oscuridad"; y familiares de las víctimas como posibles sospechosos. Todos ellos bien perfilados, cumplen a la perfección su papel dentro de la obra.

Por otra parte, la trama es interesante, llena de conversaciones y situaciones que ayudan a Camille a descubrir quién es el asesino mientras nos adentramos en esa sociedad decadente y nosotr@s hacemos nuestras propias hipótesis. Todo ello aderezado, como ya he dicho, con recuerdos de Camille que nos hacen conocerla y comprenderla mejor. Tanto que hay una situación bastante surrealista que para mí quedaría fuera de lugar si no fuera por todo lo que acabas sabiendo de ella. 

Para terminar, el final es... Bueno, no tengo palabras. Es muy bueno en muchos aspectos, ya que da cierre a diferentes subtramas de un modo provocador pero realista. Y si bien es cierto que hay una parte que se puede intuir, también lo es que cuando apenas quedan unas páginas hay un último giro que crea un final aún más oscuro. Este hecho me ha encantado y, para mí, invita a un relectura dentro de un tiempo para buscar esos detalles que (¡seguro!) se me pasaron por alto.

En resumen, una historia dura pero interesante que devoré en apenas tres días y que, por ello, no puedo dejar de recomendar.


Lo mejor: la historia, la crítica social, la prosa de la autora a la hora de describir los sentimientos de la protagonista (o la negación de ellos).

Lo peor: aunque a mí me haya gustado, es un libro de ritmo lento. Es algo a tener en cuenta si os gustan las historias rápidas.

Deberías leerlo si te gustan los thrillers psicológicos con historias truculentas y personajes perturbadores.


Puedes leer las primeras páginas aquí.


martes, 8 de octubre de 2019

Un corazón demasiado grande. Eider Rodríguez

Ficha técnica 


Título: Un corazón demasiado grande 

Autor: Eider Rodríguez 

Editorial: Literatura Random House 

Número de páginas: 286 

Año de publicación: 2019 

ISBN: 9-788439-735731 



Gracias a Bookish por el ejemplar 

❤️


Sinopsis 

Veinte vidas en otras tantas historias. Esa es la premisa de este compendio de relatos de Eider Rodríguez en el que hay cabida para una adolescente de barriada que despierta a un mundo gris, una mujer que cuida a su exmarido enfermo, una vecina que ve algo que no debería haber visto, unas jóvenes que roban artículos de lujo, una niña que entabla relación con un pequeño saharaui, una familia cuyas cicatrices son el recuerdo del incendio que sufrieron... Historias cotidianas, pero no comunes, de la sociedad vasca que ha visto crecer a Eider. 


Acerca de la autora 

Escritora y editora. Natural de Rentería, Eider mamó la lectura desde niña. Estudió literatura en la Universidad del País Vasco, la Sorbona de París y la Complutense de Madrid. Publicó su primer libro de relatos a los veintiséis años -Y poco después ahora-, al que han seguido otras antologías de cuentos, además de cómics, ensayos y traducciones. 


Reseña 

Me gusta mucho leer relato corto. Es uno de mis géneros favoritos. A veces, si el escritor es bueno, parece haber todo un libro escondido dentro del cuento. Pocas páginas pueden llegar a contar una historia con la misma intensidad y profundidad que una novela al uso. Y que Eider Rodríguez es una buena escritora está fuera de toda duda. 

La antología recoge una veintena de relatos, algunos más largos y otros más breves. Algunos abarcan una historia con una larga evolución temporal, otros tan solo un momento. Lo que más sorprende de la pluma de Rodríguez es su forma de convertir los sucesos más nimios y cotidianos en espejos de nosotros mismos. 

En la portada, una joven de espaldas camina bajo un cielo negro. Toda la imagen es gris. También es esa la impresión que transmiten los relatos, que uno siempre sitúa en un día anodino y encapotado. Los personajes de Rodríguez son, de igual manera, grisáceos: están muy alejados del héroe, a veces incluso del personaje positivo. Son, en ocasiones, desagradables, patéticos, como las situaciones en las que se ven envueltos. 

Me ha gustado especialmente ‘Lo que se esperaba de mi’, un relato protagonizado por una niña de barrio que se cree, se sabe diferente a sus vecinos. A lo largo de los años, la niña va creciendo hasta convertirse en una adolescente desencantada, sin salir de una barriada marcada por la presencia policial. Crece como un árbol torcido para acabar volviendo a la casilla de salida que había dejado atrás hacía tantos años. 

Hay otros cuyo planteamiento parece más inocente y, sin embargo, van volviéndose muy oscuros a medida que avanza la trama, hasta llegar a finales desapacibles e incómodos. Hablo de ‘¿No notas nada raro?’ y, sobre todo, ‘Ceniza’, que nos enfrenta a lo más primario de nosotros mismos. 

Otros relatos me han gustado menos. En ocasiones, Rodríguez es muy críptica y dice más de lo que escribe. Hay situaciones, sentimientos y deseos que apenas se intuyen y acaban dejando al lector con la certeza de que algo mucho más profundo subyace en las palabras que acaba de leer, pero ¿el qué? Es el caso de ‘Paisajes’ y, especialmente ‘Un poco loca’. 

Por último, nos gustaría agradecer a Bookish la confianza que ha depositado en nosotras durante todos estos meses ^^. Ha sido un auténtico placer descubrir nuev@s autor@s, así como obras únicas y diferentes, gracias al gran equipo que lo conforma.

Para mayor información sobre Bookish, podéis dirigiros a su página web:


Lo mejor: La trasformación de lo cotidiano en excepcional, la pluma certera de Rodríguez. 

Lo peor: Cierto oscurantismo en los cuentos, que callan más de lo que dicen. 

Deberías leerlo si te interesa el cuento contemporáneo y la gente que sabe escribir bien.