jueves, 20 de septiembre de 2018

El cielo de Madrid. Julio Llamazares


Ficha técnica:


Título: El cielo de Madrid 

Autor: Julio Llamazares 

Editorial: Círculo de Lectores 

Número de páginas: 252 

Año de publicación: 2005 

ISBN: 9-788422-694793 



Sinopsis:

Carlos es un joven pintor gijonés sin demasiado éxito que pasa sus noches en El Limbo, un bar madrileño lleno de soñadores e inadaptados como él. La marcha de su novia, Eva, y el distanciamiento de su fiel compañero de batallas, Suso, sumirán a Carlos en un caos creativo que le llevará a un éxito profesional tan fulgurante como inesperado. Pero él se encuentra cada vez más solo, ahogado por una ciudad que le acogió con los brazos abiertos y que ahora le parece una trampa. 


Acerca del autor:

Cortesía de Biografías y Vidas
Julio Llamazares es una de las grandes voces de la literatura contemporánea española. Nació en Vegamián, un pueblecito leonés que ya no existe: desapareció hace medio siglo bajo las aguas de un embalse. Tal vez por eso la prosa de Llamazares es otoñal, melancólica, casi amarilla. Una de sus grandes obras es, precisamente, La lluvia amarilla (1988), que transcurre en una pequeña aldea aragonesa en la que solo queda un habitante. Ha escrito, además, poemarios, relatos y guiones cinematográficos. Su último proyecto, Las rosas del sur (2018), es un libro de viajes en el que recorre todas las catedrales de España. 


Reseña:

Conocí a Julio Llamazares a través de La lluvia amarilla, una obra que ha estado presente en mi familia como una crónica de nuestros veranos en un pueblecito pirenaico. Todos hemos leído la obra en alguna de las mil tardes estivales que hemos pasado junto al lago, e incluso mi prima Sabina se llama así por la desventurada protagonista de la novela. No es de extrañar, por tanto, que lea cada libro de Llamazares con un cariño especial. 

El cielo de Madrid es un homenaje a una ciudad que acoge y ahoga, una ciudad que es un personaje más en la historia de Carlos y que le acompaña en sus vaivenes profesionales, en sus rupturas sentimentales, en la difícil relación con unos amigos que se van alejando. Con su prosa poética, Llamazares nos hace ver que todo llega y se va, pero Madrid siempre está ahí. 

Al escritor le atrae la idea del monólogo interior para construir un retrato psicológico profundamente íntimo del protagonista, como ya ha hecho en otras novelas. En el caso de Carlos, hay diálogos que complementan sus pensamientos, pero quedan en un segundo plano ante la importancia de sus reflexiones personales. A través de ellas nos transmite más información de su novia, Eva, y de su amigo, Suso, que la que contienen las escasas escenas en las que aparecen. 

Yo diría que El cielo de Madrid es una novela sobre la soledad y la insatisfacción, sobre crecer y conocerse a uno mismo. La evolución de Carlos es el proceso de madurez que todos seguimos, así que es fácil sentirse identificado con esa ansia por perseguir los sueños y la angustia que da conseguirlos y que no nos satisfagan. Además, el ambiente de cotidianeidad que envuelve al protagonista, con lugares que todo madrileño reconocerá, nos lo hacen todavía más cercano. 

Si tuviera que elegir un ‘pero’ para esta novela redonda, he de decir que me habría gustado algo más de protagonismo de las mujeres de Carlos, Eva y Rosalía. Los diálogos entre ellos son, en ocasiones, algo repetitivos –a pesar de que la repetición es un recurso poético que Llamazares emplea con éxito a lo largo de todo el libro-. No así los que mantiene con el Fermín, el vagabundo, que sigue los pasos de Carlos casi como un ángel de la guarda. 


Lo mejor: Las calles, el cielo de Madrid. Y el vagabundo, Fermín. Dan sentido a la novela. 


Lo peor: Que la magnífica obra de Julio Llamazares no haya alcanzado el reconocimiento comercial que se merece. 


Deberías leerlo si te apasiona la novela costumbrista, los amores de andar por casa, las historias anónimas.


martes, 18 de septiembre de 2018

La manzana mordida. Ángela Ruiz Robles


Si reviviésemos a William Shakespeare, Emily Brontë o Miguel de Cervantes y les ofreciéramos un iBook nos mirarían como si les llevásemos al cadalso. Como si el alma se les fuera a escapar en el momento en el que pusieran sus manos sobre ese pequeño trasto tecnológico. Pensarían que estamos locos por leer desde una pantalla y pasar páginas digitalmente. Brujería. Ahora nos parece lo más normal del mundo pero lo que seguro que no sabéis es que quien la precursora del libro electrónico fue una mujer y atendía al nombre de Ángela Ruiz Robles. Bienvenidxs a una nueva edición de La manzana mordida.


Fuente: Wikipedia

Ángela Ruiz Robles nació en Villamanín, localidad de la provincia de León, un 28 de marzo de 1895 y desde muy joven supo que su destino sería notable. Su gusto por ayudar a los demás era visible por sus más allegados desde edad temprana y así fue desarrollándose según avanzó en la vida. Después de realizar sus estudios superiores en la Escuela de Magisterio de León, ejerció como profesora de contabilidad mercantil, taquigrafía y mecanografía en la propia escuela. La docencia sería una de sus mayores vocaciones y no pasaría mucho tiempo (de hecho solo un año) hasta que encontrase plaza como maestra FIJA en Santa Eugenia de Mandía, una aldea cercana a Ferrol.

Durante la siguiente década, mientras realiza sus trabajo como maestra, también encuentra tiempo para echar brazos y piernas a todos aquellos que le pidieran ayuda, contando con un alta estima por parte de sus convecinos. Ese sentir de clase la hizo pasar por trabajos tan diferentes como la gerencia de la Escuela Nacional de Niñas del Hospicio y profesora en centros como la Escuela Obrera gratuita o el Colegio Ibáñez Martín, donde se jubilaría como directora. Falleció un 27 de octubre de 1975 en Ferrol. Una vida aparentemente normal que compaginaba con su vertiente más literaria e inventoria. Porque sí. Mientras Ángela ejercía el magisterio también tuvo tiempo de escribir manuales técnicos e inventar.

Fuente: eldiario.es

Ángela Ruiz Robles distaba mucho de ser una persona alejada a las novedades tecnológicas y lo proyectaba tanto en libros como conferencias o, incluso, inventos. Durante las décadas de los treinta y los cuarenta, Ruiz Robles reeditó más de quince libros sobre sus estudios como Taquigrafía martiniana abreviada moderna o Compendio de ortografía castellana, concentrándose su mayor actividad científica entre 1944 y 1949: en 1944 realizó los proyectos de atlas científico-gramatical y de máquina taquimecanográfica. Cinco años más tarde, desarrollaría su primera propuesta de enciclopedia mecánica, una patente que atendía al número 190.698 con fecha de 7 de diciembre de 1949. Trece años después, llevó a cabo un prototipo de enciclopedia mecánica en el Parque de Artillería de Ferrol dirigido por ella misma.

Doña Angelita se ganó a conocidos y extraños con su perfecta mezcla de sabiduría, modernidad y curiosidad. Todas ellas, características de su libro electrónico, una creación de la que os dejamos su patente y este enlace a Mujeres con Ciencia (donde os explican a la perfección en qué consistía su, bendita, osadía).



domingo, 16 de septiembre de 2018

Linderiun tesarien racem. El retorno de los elfos. Jordi Villalobos

FICHA:

Título: Linderiun Tesarien Racem. El retorno de los elfos
Autor: Jordi Villalobos
Editorial: Ediciones Proust
Colección: Fantasía
Número de páginas: 358
Precio: Kindle: 2,99 €.
ISBN/ASIN: B07D94W414



Sinopsis:

Vuelven los sombríos, regresa el Mago Blanco, retornan los elfos… pero nada es lo que aparenta. ¿Reaparecerá también Mazorik? 

Después de acabar con el Mago Oscuro, Marlen y Fariel se establecen en Belvichú donde nace su hija. Pero el elfo nota una presencia extraña en su interior que puede ser una grave amenaza para su familia y para toda Frienia.

Mientras una terrible maldición atenaza a su descendencia, Fariel lucha desesperadamente para que el espíritu que le tiene poseído no le domine. ¿Lo logrará?

Después de la victoria de la alianza sobre los sombríos, las perspectivas son de una época de paz y prosperidad en Frienia. Pero el regreso del Mago Blanco con un ejército de elfos amistosos enturbia el futuro inmediato. Syriel sospecha que no son lo que aparentan. ¿Qué hay detrás de Fariel, el Mago Blanco?

Más aventuras, romances, fantasía, magia, intrigas, emociones que te sumergirán en otra maravillosa historia. 

Segunda entrega de la saga "Linderiun Tesarien Racem". Si te gustó "La invasión de los sombríos", no puedes dejar de disfrutar esta apasionante continuación que te mantendrá en vilo hasta el final. 

Acerca del autor:

Nació en Barcelona en 1966. Se licenció como ingeniero técnico en informática de sistemas y ha trabajado durante más de dos décadas en varias empresas del sector de las tecnologías de la información. Linderiun tesarien racem: la invasión de los sombríos fue su primera novela, a la que da continuación esta segunda entrega Linderiun tesarien racem: el retorno de los elfos 


Reseña: 

Estaba preparando la reseña de la primera novela de la saga cuando descubrí que la segunda había salido. Como tenía la historia muy fresca, no dudé en descargármelo. Al tratarse de una novedad editorial de este verano, decidimos presentaros la reseña fuera de los días normales de publicación para que aquellos que sintieran curiosidad con la primera, sepan qué nos ha parecido su continuación. 

En El retorno de los elfos, la historia se centra en la preparación para la batalla por parte de los dos bandos (la Alianza y el ejército de Mazorik), y su posterior desenlace. Aún así, en la primera parte vuelve a alternarse esto con la historia del pasado hasta que ambas historias confluyen en el presente; momento en el que, además, se nos resuelven unas cuantas incógnitas sobre la historia familiar de uno de los protagonistas. 

Para ello, Villalobos sigue usando el mismo recurso de hablarnos desde el punto de vista de varios personajes con el mismo estilo que en la novela anterior pero, a mi modo de ver, intentando que sea un poco más ágil en cuanto a formalismos en los diálogos y algunas expresiones recargadas se refiere. Por otra parte, nos sigue ofreciendo descripciones ricas y muy imaginativas sin que lleguen a resultar excesivas o cansadas. 

En cuanto a los personajes, la mayoría son o buenos o malos. De hecho, con el enemigo principal el autor usa tanto la risa malévola que acaba resultando caricaturesco. Pero también es verdad que hay algún nuevo personaje con luces y sombras (como Maluak o la reina Elfa) y otros antiguos que (por motivos que no os voy a desvelar) deben actuar en contra de lo que considerarían honroso, cambios que que a mí me han gustado. Por otra parte, en lo relativo a la historia de amor entre los dos protagonistas, me ha dado la sensación de que Jordi Villalobos intentaba que esta sea más plausible que en el primero tomo. Para mí, estos pequeños cambios muestran un deseo de desarrollo y mejora de un escritor en ciernes que, a su vez, se mantiene fiel a su estilo y su(s) mundo(s) imaginario(s)… 

Y hablando de imaginación, vayamos ahora a aquello con lo que más disfruto de este autor: su capacidad de añadir criaturas fantásticas en la historia. Y es que si en el volumen anterior ya veíamos algunos dragones y unicornios, aquí nos encontramos con más de estos (algunos bastante relevantes), además de con hombres oso, una bruja, resucitados, pegasos, térvulos (que creo que son criaturas inventadas por Villalobos, así que si queréis saber qué son, tendréis que leerlo ;) ) y los queridos elfos que yo, al menos, había echado de menos en La invasión de los sombríos, aunque su ausencia tuviera un porqué. Así que si os gustan las novelas con variedad de seres fantásticos, aquí tenéis unos cuantos. 

Igual de sorprendida he vuelto a quedarme con su destreza para conseguir que en una historia que podría ser mucho más breve, vayan apareciendo pequeñas aventuras inesperadas (un torneo de dragones, por ejemplo); o que una historia relacionada con el sitio por el que pasan (como un bosque o lago embrujado), dé lugar a una subtrama breve pero interesante, o bien muestre una situación que termina siendo importante capítulos después. Del mismo modo, durante la novela hay varios giros inesperados y situaciones de “me adelanto a lo que mi enemigo ha pensado” que provocan que la historia vaya por derroteros insospechados. Uno de estos casos es, por ejemplo, el origen del nombre de la saga (Linderiun tesarien racem) que, a su vez, está relacionado con el único modo de terminar con el villano de la historia. No quiero hacer spoilers, así que solo os diré que no es un simple sortilegio, como yo pensaba, y que su porqué me dejó un poco descolocada cuando lo leí por su sencillez y originalidad. 

¿Y qué decir sobre el final? Que nos encontramos con un juego de cazador cazado que a mí me sorprendió y disfruté. Asimismo, vuelve a ser un tomo autoconclusivo, pero que deja un resquicio abierto para una tercera parte. 

Por todos estos motivos, El retorno de los elfos me ha gustado más que La invasión de los sombríos y he decidido darle una estrella más en mi valoración final. Además, me he quedado con ganas de saber por qué derroteros nos llevará Jordi Villalobos en la continuación, aunque me temo que para esta me tocará esperar un poco más. 


Lo mejor: la variedad de personajes, paisajes y breves historias dentro de la misma.

Lo peor: relaciones un tanto planas.

Deberías leerlo si te gustan las historias de fantasía épica con prosa ágil.

jueves, 13 de septiembre de 2018

Linderiun Tesarien Racem. La invasión de los sombríos. Jordi Villalobos

FICHA:

Título: Linderiun Tesarien Racem. La invasión de los sombríos.
Autor: Jordi Villalobos
Editorial: Ediciones Proust
Colección: Fantasía
Número de páginas: 358
Precio: 17 € (Tapa blanda). / Kindle: 2,99 €.
ISBN: B01924JKOG

SINOPSIS:



Un hechizo que lo puede cambiar todo, un romance inesperado, una guerra inevitable, dos historias entrelazadas.

¡Los sombríos acechan! Quieren conquistar toda Frienia. Orcos y humanos, después de muchos años en guerra, deben aliarse para hacer frente al nuevo enemigo común. La forzada unión entre Syriel, el príncipe humano, y Lirieth, la princesa orco, será el sello de esa alianza. Pero entre ellos empieza a surgir un verdadero romance que se ve enturbiado con una sospecha de traición. ¿Esconde Lirieth algo oscuro en su pasado? 

La nueva alianza y sus enemigos, intentarán captar dragones y otros poderosos aliados para reforzar sus filas.  ¿Conseguirán los príncipes reunir un ejército robusto para poder combatir a los sombríos? 

Dos mil años antes un perverso mago llamado Mazorik, conocedor del peor hechizo de magia negra que puede existir,  Planea dominar a todas las razas de Frienia.  ¿Conseguirá alguien desbaratar sus planes? 

Dos historias que se entrelazan, en medio de guerras, traiciones, romances, intrigas y aventuras, concluyendo en un desenlace sorprendente. 


ACERCA DEL AUTOR:


Nació en Barcelona en 1966. Se licenció como ingeniero técnico en informática de sistemas y ha trabajado durante más de dos décadas en varias empresas del sector de las tecnologías de la información. Linderiun tesarien racem: la invasión de los sombríos es su primera novela y actualmente está trabajando en la segunda entrega de esta historia. 


RESEÑA:



He de decir que compré esta novela por casualidad: estábamos en una feria medieval y vi que había un puesto en el que un autor vendía su libro. Al pasar por delante, la portada y el título me llamaron la atención, por eso, antes de irnos quise acercarme. Y aunque la fantasía épica no es un género que suela leer, decidí comprarlo. En primer lugar, porque la premisa me pareció interesante; en segundo, por empatía con un autor emergente que trata de que su obra llegue al mayor público posible. 

Nos encontramos en Frienia, una tierra inventada, pero que recuerda a nuestra época medieval, como suele suceder en este género. Y es que se nota que a Jordi Villalobos le gusta la fantasía épica, y que se siente cómodo en ella por varios motivos: su capacidad para imaginar escenarios diferentes, sus claras descripciones y la gran variedad de razas y personajes. Pero para poder hablar bien de todo, vayamos por partes. 

La invasión de los sombríos es el primer volumen de una trilogía, pero que bien puede leerse de forma independiente, ya que trata del intento de dominación de toda Frienia por parte de los sombríos (elfos oscuros) y la alianza de orcos y humanos para impedirlo. Dicha alianza se sella con el compromiso de Syriel (príncipe humano) y Lirieth (princesa orco). Y el autor usa el recurso de narrar desde el punto de vista de varios personajes usando una prosa rápida y fácil de leer, si bien es verdad que mantiene cierto aire épico. De hecho, algo que al principio me chocó debido al género del que hablamos (pero que he agradecido), es que el autor va al grano con la historia. Esto provoca, por ejemplo, que las descripciones sean muy ricas, claras y concisas sin llegar a resultar pesadas. 


Por otra parte, en el camino que orcos y humanos trazan para conseguir dragones que les ayuden en la batalla, se encontrarán con aliados y vivirán aventuras que nos mostrarán a gran variedad de seres; no sólo de las siete razas principales que habitan Frienia (orcos, hombres, elfos, sombríos, gigantes, medianos y enanos), sino también dragones (<3), lobos wargo, harpías, avifas, hombres topo y unicornios (<3 <3 ). 

Lo bueno ante tanta diversidad es que el autor innova en algunos aspectos, sobre todo al romper el cliché de los orcos malos y feos y mostrarnos una raza que ha evolucionado hacia una vertiente más social y culta capaz de aliarse con sus eternos enemigos en pos de un bien mayor. Lo menos bueno es que la mayoría de personajes resultan planos. Los buenos son muy buenos y todos actúan en base al sentido del honor y la justicia sin temor ninguno; y los malos son muy malos, llegando a resultar un tanto caricaturescos con su soberbia, sus gestos torcidos y sus sonrisas malévolas. Entiendo que es típico de este género, pero yo he echado de menos algún defectillo en los aliados y/o alguna virtud en sus enemigos. 

Lo mismo me ha sucedido con determinadas relaciones, que me han parecido un tanto forzadas. Por ejemplo, las reticencias de orcos y humanos en aliarse (no de los reyes, sino de sus soldados y ciudadanos) se resuelven con breves explicaciones de que al principio se miran con recelo pero con las buenas intenciones de todos se van aceptando. Asimismo, a pesar de ser un flechazo, la relación de los príncipes Syriel y Lirieth me resultó precipitada y carente de química. Se habla de cómo se preocupan el uno por el otro, de sus tiernas miradas y dulces besos… pero no he llegado a sentirlo con la intensidad que me hubiera gustado. Supongo que, como ya he comentado, se debe a que el autor prefiere centrarse en la trama del conflicto, pero en estos puntos me ha faltado algo de “chicha”. 

Retomando la gran cantidad de personajes, es de agradecer que una de los protagonistas y la antagonista principal sean mujeres fuertes, válidas e independientes. Incluso aparece algún comentario al estilo “no necesito que me defiendan” con el que se me ha escapado una sonrisa. A su vez, aparecen otros pocos personajes femeninos importantes (una dragona, una orca y una humana) y otros menos relevantes (harpías y unicornias). En contrapartida, mientras la cantidad de seres masculinos es casi ilimitada (magos, reyes, soldados, etc.) el número de féminas es mínimo. De nuevo entiendo que se debe a la ambientación medieval, pero al menos podrían haber aparecido “hijas de”, “esposas de” o “reinas consortes” que proporcionaran mayor realismo a la historia. 

Pero terminemos con los peros y sigamos con lo que para mí ha sido lo mejor de la novela. Y es que según avanza, aparece en ella otro relato sobre lo que sucedió hace miles de años. Así, durante gran parte de La invasión de los sombríos se alternan un capítulo del presente con uno del pasado que, en realidad, acaban siendo varias narraciones que se inician y confluyen en la misma (la historia del mago malvado y sus fines oscuros, lo que le sucede a sus siete discípulos cuando se separan y cómo se resuelve todo cuando se reúnen). Esta historia me ha llegado a interesar más que la original y, además, el hecho de ir alternándolas me ha parecido genial, ya que hace la lectura mucho más amena. 

Y lo segundo mejor de este libro es su final, por varios motivos. El primero, es que se resuelve de una forma muy sorprendente una incógnita que aparecía en el prólogo. Además, hay un par de sorpresas más y, aunque una se puede intuir en parte, la explicación completa del autor me dejó con la boca abierta. El tercero y último es que aunque ata todos los cabos que deben quedar atados y tenga un final propio, el relato dentro de la historia da pie a la continuación del libro, haciendo que todo cuadre a la perfección. 

Por todo lo mencionado, lo positivo supera a lo negativo y me parece una novela rica y llena de imaginación. Una lectura que puede resultar interesante para los amantes de la fantasía épica y aquellos autores que quieran adentrarse en ella.



Lo mejor: la variedad de paisajes y personajes, la gran imaginación del autor a la hora de crear escenarios y situaciones diversas 

Lo peor: personajes y algunas relaciones un tanto planas 

Deberías leerlo si te gustan las historias de fantasía épica con prosa ágil.

Puedes leer las primera páginas aquí. 

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Canción de sangre y oro. Jorge Molist.


FICHA:

Título: Canción de sangre y oro. Premio de novela Fernando Lara 2018.

Autor: Jorge Molist.

Editorial: Planeta.

Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos.

Serie: Volumen independiente.

Número de páginas: 656

Precio: 22,50 € (Tapa dura con sobrecubierta) / E-book: 12,99 €

ISBN: 978-84-08-19254-1

Gracias a la Editorial Planeta por el envío del ejemplar.


Sinopsis:

Si vences vives, si pierdes mueres. 
Una apasionante lucha por el poder y la libertad que cambió la historia de Europa. 

Con solo trece años, Constanza debe abandonar a su familia, su país y todo cuanto ama para casarse con un desconocido mucho mayor que ella. Su padre, el rey de Sicilia, se encuentra en grave peligro y precisa de esa alianza. Aunque de nada sirve porque al poco, Carlos de Anjou, hermano del rey de Francia, invade el reino y le asesina. 
Al coronarse rey de Aragón, Pedro III, el esposo de Constanza, le promete que vengará a su padre y recuperará el reino del que ella es heredera.
Con ello, Pedro, considerado un rey débil, se enfrenta a los tres mayores poderes del siglo XIII: Francia, el papa y Carlos de Anjou, convertido en emperador mediterráneo. 
Un relato épico, de amor y libertad, que narra cómo la Corona de Aragón y los sicilianos, de la mano de Pedro III el Grande, cambiaron la historia de Europa y asombraron al mundo.


Acerca del autor:

Barcelona, 1951. Jorge Molist mostró una temprana
vocación por la escritura, aunque desarrolló su actividad profesional en grandes corporaciones. Durante esa etapa ocupó puestos de responsabilidad ejecutiva en España, Estados Unidos y varios países europeos. En 1996 decidió retomar su pasión por la escritura y publicó en 2000 Los muros de Jericó, su primera novela. Le siguieron Presagio en 2003, El anillo en 2004 y La reina oculta en 2007, que obtuvo el Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio. En 2011 publicó Prométeme que serás libre y Tiempo de cenizas en 2013. Sus obras se han publicado en más de veinte idiomas. En el año 2008 abandonó su trabajo directivo en multinacionales para dedicarse
por entero a la literatura. Actualmente reside en Madrid.

Reseña:

Como gran apasionada de la historia medieval, no podía dejar pasar la oportunidad de leer el premio Fernando Lara 2018: “Canción de sangre y oro” de Jorge Molist. 

Este periodo me parece tan complejo como fascinante, con todas las luchas de poder que se desarrollaban entre las distintas potencias, así como por las distintas estrategias políticas que los nobles y los monarcas llevaban a cabo. Desde luego, la Edad Media no fue un periodo fácil y las fronteras entre reinos eran de lo más variables debido tanto a batallas como a alianzas políticas. De todo ello, da buena cuenta esta novela que arranca con el casamiento de Constanza de Hohenstaufen con el futuro rey Pedro III de Aragón, apodado El Grande precisamente por algunos de los acontecimientos que se nos narran en ella.

A través de sus páginas, conocemos en detalle la vida de estas dos figuras, cuyo papel será relevante para la reconquista de Sicilia y la derrota de Carlos de Anjou, el cual dominaba el Mediterráneo y había puesto en jaque a multitud de reinos como bien se relata en esta historia. 

Ahora bien, las primeras partes de esta novela abarcan un amplio abanico temporal, y nos presentan a diversos personajes y potencias implicadas. Es por ello, por lo que al principio puede resultar un tanto confusa, ya que no solamente conocemos a Constanza y a Pedro, sino también a Jaime II de Aragón, sus hijos bastardos, distintos nobles o gente del pueblo llano como Súria o Simón, y no es hasta más adelante, a medida que se van desarrollando los hechos, cuando empezamos a comprender la relevancia de cada uno de ellos para dar a conocer ciertos acontecimientos.

Sin embargo, ello también hace que mientras que algunos personajes quedan muy bien perfilados, otros apenas tienen profundidad, lo cual repercute en la empatía que el/la lector/a puede tener con ellos. 

No obstante, y a pesar de estos peros, Jorge Molist nos muestra con minuciosidad el mapa de la Europa y el Mediterráneo del siglo XIII, a la par que va disponiendo las piezas de esta partida de ajedrez y las va moviendo por el tablero. 

Ante todo, cabe destacar el relato que se nos hace sobre la capacidad política de Pedro III de Aragón, puesto que un reino “menor” y con muchos menos recursos en comparación con Francia, la Provenza o el propio papado, el cual también se posicionaba a favor de los intereses de Carlos de Anjou, logró algo impensable como la reconquista del reino siciliano, con ayuda de los nobles y las propias gentes de Sicilia. 

Por lo tanto, en este libro nos encontramos un enfrentamiento entre un David y un Goliat, en el que al final no gana la fuerza bruta, sino aquel que mejor sabe jugar sus cartas. 

Además, también es destacable que las mujeres están muy presentes a lo largo de toda la novela: tanto Constanza, como Súria o Macalda de Scaletta son grandes luchadoras y prototipos de mujeres fuertes que defienden su lugar y que buscan afianzar su posición, lo cual es muy de agradecer puesto que normalmente las féminas han tenido poca visibilidad en este tipo de literatura, al menos al nivel de implicación política y de lucha que se les da en “Canción de sangre y oro”. Por lo tanto, esa visibilización me parece un gran acierto y algo muy acorde a lo que son las líneas históricas que se empiezan a abrir actualmente.

Para terminar, simplemente diré que Jorge Molist, una vez más, consigue hacer sencillo lo complicado y darnos una amplia visión de lo que pudo ser este periodo histórico. Desde luego, si os gusta la Historia y queréis conocer cómo el reino de Aragón consiguió conquistar el reino de Sicilia… os animo a leer esta novela 😉.

Lo mejor: Adentrarse en un periodo apasionante de la historia de manera sencilla y comprensible para todo el mundo, así como un elenco de mujeres fuertes que jugaron un importante papel en los acontecimientos que se nos narran.

Lo peor: La falta de profundidad de algunos personajes que no aparecen demasiado, así como un inicio en el que se abarca un amplio periodo de tiempo y de personajes.

Deberías leer este libro si te gusta la Edad Media y quieres aprender más sobre este hecho histórico.


Puedes leer las primeras páginas aquí.