martes, 25 de junio de 2019

La manzana mordida. Versos con faldas


En capítulos anteriores, La manzana mordida ofreció en pequeño homenaje a la generosa figura de Gloria Fuertes. El azar es caprichoso y los buscadores de Google también. Así llegué a encontrarme con una de las primeras tertulias femeninas y feministas de la historia de la literatura española: Versos con faldas. Una tertulia en la que Gloria Fuertes fue uno de sus puntales y a la que dedicamos este nuevo capítulo de la fruta del pecado capital.

Las musas eran mujeres. Toda personificación de la cultura tenía rostro de dama. Y, sin embargo, no había lugar para ellas. Ser artista formaba parte del destino del hombre y la mujer simplemente ejercía de modelo ideal al que describir. Mujer florero. Mujer al desnudo. Una imagen a la que dibujar, escribir o esculpir. Pero nada de formar parte de la vida y rutina artística. Esa que se cocía en los talleres, cafés o tabernas. Voces independientes aparecían como estrellas fugaces, pero la igualdad aún estaba lejos (y lo sigue estando). Y por eso era necesaria la aparición de una tertulia como la de Versos con faldas.




Los años cincuenta no fueron buenos tiempos para la lírica...ni para la cultura en España. Autarquía depresiva y exilios internos y externos. Y tres mujeres que no se sentían valoradas en los círculos literarios de la época: Gloria Fuertes, María Dolores de Pablos y Adelaida Las Santas. El 5 de marzo de 1951 se realizó la primera sesión de Versos con faldas en los sótanos de la Asociación Artístico-Literaria del Teatro Gallegos situada en la Carrera de San Jerónimo. Sólo duró un año pero fue suficiente para alzar la voz contra el papel secundario que las escritoras, poetisas en esta ocasión, sufrían. Los socios de la asociación colocaban un futbolín con el que hacer ruido cada vez que una de las presentes iniciaba su recitar, pero no fue suficiente para parar la maquinaria: en el escueto año en el que Versos con faldas estuvo en activo, cuarenta y siete (¡47!) autoras visitaron la tertulia. Su última edición se celebró en 1953 tras la prohibición de la Dirección General de Seguridad del Régimen de todos los recitales y tertulias de café (no fuera a ser que a la gente le diera por pensar). Pero su legado, por suerte, ha sido recuperado por Marta Porpetta y Fran Garcerá en un libro (enorme investigación) también titulado Versos con faldas (Torremozas, 2019). 
Me hice libre.
Vivo libre 
en esta inmensa isla 
de castigo que es la tierra.
Decir la verdad 
me desencadena.




jueves, 20 de junio de 2019

Rialto, 11. Belén Rubiano

Ficha técnica 


Título: Rialto, 11 


Autor: Belén Rubiano 


Editorial: Libros del Asteroide 


Número de páginas: 238 


Año de publicación: 2019 


ISBN: 9-788417-007751 



Sinopsis 

La vida de Belén gira en torno a los libros. De vender ejemplares de Los pilares de la tierra en una librería de la calle Asunción, en Sevilla, pasa a abrir su propio negocio en una casa antigua de la plaza del Rialto. Comienza así una historia de amor entre la librería y su propietaria que termina en otoño de 2002, cuando la falta de ventas obliga a echar el cierre. Han sido cinco años de idilio apasionado cuya historia se narra en este libro. 


Acerca de la autora 

Belén Rubiano no es solo librera. Ha hablado de libros en la radio y ha sido colaboradora literaria en varias revistas. Ha entrevistado a autores de toda índole. Ha cursado estudios de psicología, filosofía, cine y fotografía. Ha leído toda su vida y ahora también es escritora. 


Reseña 

Dice la biografía de Belén Rubiano que la pregunta que más veces ha tenido que responder ha sido ‘y tú, ¿cuándo vas a publicar?’. La respuesta era, invariablemente, que hasta ahora no tenía nada que contar. Es una pena, porque Belén cuenta cosas muy bonitas y, lo más importante, las cuenta muy bien. 

Esta no es la historia de una librería. Esta es, sorprendentemente, una historia de amor. Un amor entre una librera y su librería, entre una lectora y sus libros, entre una bibliófila empedernida y otros como ella, todos reunidos en torno a una novela y un café para llevar. 

Cogí la obra con ganas, como lo habría hecho cualquiera que sueñe despierto con tener una librería. No solo no me defraudó, sino que me sorprendió gratamente la magnífica prosa con la que Belén construye una crónica hilarante de todas sus peripecias como capitana de la librería Rialto. Como todas las personas que aman lo que hacen, consigue transmitir esa pasión al lector en escenas tan prosaicas como el encargo de estanterías o el funcionamiento de los pagos a proveedores. Incluso estas acciones están preñadas de la magia con la que Rubiano cuenta su historia. 

Es, ante todo, una novela divertida. Divertida y optimista, aunque siempre tengamos presente el triste final de la librería. Aun así, Belén narra sus altibajos al frente de la librería como la aventura envidiable que debió haber sido, aunque tuviera que aguantar que algún que otro ladronzuelo le robara ejemplares de Pérez-Reverte cada sábado. 

Otro valor añadido es el de los secundarios que acompañan a Rubiano en Rialto, 11. Todos parecen salidos de Noches de bohemia y encarnan el prototipo perfecto del esperpento español. Uno de los mejores es Benito, escritor aficionado y pegador profesional de carteles. Habría sido el perfecto acompañante de Max Estrella. 


Lo mejor: La pasión de la autora por los libros y el amor por su librería. Pueden olerse en cada página. Su interminable lista de clientes peculiares, su tenaz iniciativa y su lucha por conseguir mantener a flote Rialto, 11. 


Lo peor: Que después de este no escriba otro libro más. 


Deberías leerlo si tu idea del paraíso es una librería, parafraseando a Borges.


martes, 18 de junio de 2019

¡Hemos estado en el pre-estreno de El sol también es una estrella!

El pasado martes 11 de junio pudimos estar en el pre-estreno de la adaptación al cine de El sol también es una estrella, novela escrita por Nicola Yoon, y publicada por la editorial SM. Se vienen spoilers así que, ¡cuidado con leer más de lo que se debe!


Para aquellxs que no hayan leído El sol también es una estrella, se trata de una novela juvenil que une las vidas de dos adolescentes, Natasha Kingsley y Daniel Bae, el día antes de la repatriación de Natasha a Jamaica. Dos jóvenes que se encuentran de una manera ¿inesperada? en el metro y cuya vida cambiará para siempre tras evitar Daniel el atropello de Natasha. Ambos sólo tienen 24 horas para conocerse y no querrán desaprovechar la ocasión a pesar de las reticencias de una y la excesiva voluntad del otro. Lo que empieza como un juego (inevitable no recordar ciertos capítulos de The Big Bang Theory ni tampoco lo edulcorado que resultan en ocasiones los amores adolescentes) acabará convirtiéndose en un dejarse llevar con final agridulce. O no tanto. 

Nueva York aparece como un tercer protagonista en esta historia de amor juvenil. Como protagonista y como testigo y benefactor de una realidad más fuerte que los muros que los jefes de gobierno pretenden construir: el amor, en todas sus formas, es más fuerte que cualquier frontera, cortapisas o ley. Nueva York se muestra como el personaje más interesante e importante de la historia. Fiel a sí misma, en constante ebullición, siempre abierta a nuevas culturas y, sin embargo, siempre con un rincón en el que perderse del mundanal ruido, de las prisas en hora punta y de los atascos de personas.

El sol también es una estrella es un producto ideado para aquellos que se encuentran inmersos en ese primer amor o gustan de perderse en los recuerdos de esos primeros besos y el rubor de las mejillas. Ese perderse acompañado de la ciudad que muestra lugares comunes que se convierten en espacios personales únicos para cada pareja (aunque resulte un punto de encuentro para otras personas, como ocurre con el moderno café visitado y revisitado al final de la cinta). Además, no hay que negarle ese punto transgresor de añadirle cierto valor social a la propuesta (aunque pase ciertamente de puntillas) y abrir el debate derivado de las políticas de inmigración comandadas por Trump y sus acólitos. Un problema tan antiguo y absurdo como las fronteras. Y una llave para acabar con estos pensamientos vetustos tan sencilla como siempre mística: la lectura de un libro. De un libro como El sol también es una estrella.





viernes, 14 de junio de 2019

Encuéntrame en Moonlight. Jenn Bennett.



FICHA:


Título: Encuéntrame en Moonlight.

Autora: Jenn Bennett.

Editorial: Ediciones Urano.

Sello: Puck.

Colección: Puck.

Número de páginas: 416

Precio: 16.00 € (Rústica con solapas) / E-book: 5.99 €

ISBN: 978-84-92918-57-7




Gracias a Puck y Ediciones Urano por el envío del ejemplar ^^.



Sinopsis:

Birdie Lindberg, aficionada a los libros de misterio, tiene una imaginación desbordante. 
Sus abuelos la criaron en soledad y la educaron en su casa, por lo que ha cultivado una inusual vida de fantasía en la que ella adopta el papel de una detective heroica y cada extraño se convierte en un sospechoso. 
Pero su mundo solitario se expande cuando consigue un trabajo de verano, en el turno de noche de un histórico hotel de Seattle. 
En su nuevo trabajo, Birdie espera dejar de ser una soñadora introvertida y transformarse en una emprendedora valiente, y el amistoso Daniel Aoki se ofrece como voluntario para convertirse en su guía. El carismático chófer del hotel comparte el mismo turno con Birdie y frecuenta la misma cafetería costera: Moonlight, donde Birdie espera el primer ferri de la mañana después del trabajo. Daniel también comparte su gusto por la intriga, y él se ha topado con un misterio en la vida real: un famoso escritor huraño —que nunca aparece en público— quizás esté quedando en secreto con alguien en el hotel. 
Para descubrir la identidad enigmática del escritor, Birdie deberá salir de su cascarón… y descubrir que el misterio más complejo de todos quizás sean los sentimientos que Daniel, un acertijo en sí mismo, está despertando en su vida. 


Acerca de la autora:

Jenn Bennett es una artista y autora nominada al premio RITA. Entre sus novelas se encuentran The Anatomical Shape of a Heart (conocida también como Night Owls); Alex Approximately, Starry Eyes y Encuéntrame en Moonlight. Vive cerca de Atlanta con su marido y dos malvados perros.
Próximamente Puck publicará Night Owls y Starry Eyes en España y The Lady Rogue en Latinoamérica y España.



Reseña:

Birdie es una chica de dieciocho años a la que le gustaría convertirse en detective privado y a la que le encantan los misterios. De hecho, es una afición que comparte con su abuelo, un guardia costero retirado. Juntos analizan los sucesos del vecindario e intentan descubrir posibles casos en potencia, como los que encierra el histórico hotel Cascadia de Seattle, en donde nuestra protagonista comenzará a trabajar en el turno de noche.

Allí se reencontrará con Daniel Aoki, un muchacho un poco mayor que ella al que conoció en su refugio, la cafetería Moonlight (de ahí el título de la novela, claro homenaje a David Bowie). Simplemente os diré que Birdie ha intentado borrar de su memoria lo que le sucedió con Daniel hace poco más de un mes, pero que este intentará saber los motivos que hicieron que Birdie desapareciera de aquella forma de su vida. Por ello, cuando ambos descubren que son compañeros de trabajo parece que el destino llama a su puerta de nuevo y que les ha vuelto a unir por algún motivo.

Para acercarse a Birdie, Daniel le propondrá investigar a uno de los clientes habituales del hotel, el misterioso escritor Raymond Darke, uno de los favoritos de su abuelo, quien nunca concede entrevistas y cuya fotografía tampoco figura en sus novelas. ¿Cómo podría resistirse Birdie a investigarlo y a descubrir qué hace en el hotel todos los martes a la misma hora en la planta VIP?

Uno de los puntos fuertes de esta historia son, sin lugar a duda, sus personajes. Es muy fácil encariñarse con Birdie, su timidez, su dificultad para las relaciones sociales y sus dotes de observación; pero también con Daniel, el cual le proporciona el espacio que necesita y le hace ver que quiere conocerla en serio. Ahora bien, el abuelo de Birdie y su tía Mona también son entrañables. Sobre todo, la relación que se establece entre Birdie y todos ellos. Además, que Daniel entre en su vida la hará evolucionar y lograr salir poco a poco de su caparazón para abrirse a gente nueva, ya que Birdie tiene miedo de que las personas a las que quiere desaparezcan de su vida y eso le impide estrechar lazos con nadie.

Por otra parte, me ha gustado mucho descubrir todo lo que encierra el personaje de Daniel a lo largo de la novela. Es un muchacho que parece feliz, que ríe, que es cariñoso y atento, pero cuyo pasado tampoco ha sido nada fácil. De hecho, su historia me ha sorprendido y me ha calado hondo. Nunca la hubiera imaginado. Y es que creo que Birdie y Daniel se necesitan el uno al otro, aunque en un primer momento solamente sea Birdie quien parezca necesitar ayuda.

Además, he disfrutado mucho con las pesquisas de ambos, a pesar de que a partir de cierto punto me vi venir el misterio. No obstante, este es necesario para que los comprendamos mejor y nos ayuda a ver la complejidad de Daniel. Por otra parte, dicho misterio hace que haya muchas referencias a novelas, series y películas relacionadas con lo detectivesco, pero también con otros ámbitos culturales como lo es el de la ópera. Es de agradecer que aparezcan tantas referencias y tantas grandes obras mencionadas en la misma. Desde luego, es una delicia para l@s que hemos disfrutado con estas historias. No obstante, en los inicios de capítulo podemos encontrar siempre una frase de alguna de ellas.

Otro aspecto destacable de la novela es su dulzura. Nos encontramos ante un libro muy tierno, a pesar de los duros momentos que han atravesado Birdie y Daniel en su pasado, de aquellos que te permiten recuperar la fe en el ser humano ^^, muy al estilo Lara Jean.

Por último, me gustaría hacer mención a la frescura y la fluidez de la pluma de su autora, Jenn Bennett. Desde luego, una de las cosas que más me han gustado es que consigue transformar lo cotidiano en algo mágico y digno de ser contado.

Igualmente, me ha encantado el hecho de que se haya mantenido la portada original de esta historia, puesto que viene que ni pintada para la novela y tiene ese halo de calidez que envuelve y acompaña a nuestros personajes. Por otra parte, la edición, aunque es sencilla, me ha gustado mucho por los detalles de los inicios de capítulo, en donde aparecen varios iconos que guardan gran relación con Birdie y Daniel 😉.

Desde luego, esta lectura es ideal para los próximos meses de verano y os invito a descubrirla porque, aunque estamos ante una historia de romance juvenil, esa fusión con la novela de intriga y de misterio hacen de ella algo nuevo.

Lo mejor: Birdie y Daniel consiguen arrancarnos una sonrisa en cada uno de sus encuentros, así como con sus diálogos y las situaciones en las que se ven inmersos. La forja de su relación, junto al interés de Birdie por los misterios es una maravillosa mezcla de géneros.

Lo peor: si no te gustan las historias típicamente americanas puede que no la disfrutes.

Deberías leer esta novela si te gustan los libros, las películas y las series protagonizadas por detectives, así como el misterio, todo ello aderezado por una tierna historia de amor.


Puedes leer las primeras páginas aquí.


jueves, 13 de junio de 2019

Alias Grace. Margaret Atwood.


FICHA:  
Título: Alias Grace 
Autora: Margaret Atwood 
Editorial: Salamandra 
Número de páginas: 528 
Precio: 22€ (tapa blanda) 14€ (E-book) 
ISBN: 978-84-17108-73-1 

Sinopsis  
En 1843, Grace Marks, de dieciseis anos, es declarada culpable y sentenciada a cadena perpetua por participar en los asesinatos de Thomas Kinnear, a cuyo servicio trabajaba como sirvienta, y de Nancy Montgomery, ama de llaves y amante de Thomas. Anos mas tarde, el doctor Simon Jordan es contratado por un grupo de reformistas y espiritualistas que tratan de obtener el indulto de la muchacha. A partir de las nuevas tecnicas europeas, el joven medico entrevista a la reclusa y ella le cuenta su historia, desde su infancia en Irlanda y sus anos de pobreza y marginalidad.


Acerca de la autora  
Margaret Atwood (Ottawa, 1939) es una de las escritoras canadienses de mayor renombre internacional. Autora prolífica, ha cultivado diversos géneros literarios y su obra ha sido traducida a más de 40 idiomas. Entre sus novelas destacan, además de El cuento de la criada, Ojo de gato, Alias Grace y Oryx y Crake, que fueron finalistas del premio Booker, un galardón que obtuvo su décima novela, El asesino ciego. Ha recibido también el Governor's General Award, el Premio Montale, el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, el Premio Crystal, el Premio Nelly Sachs, el Premio Giller y el National Arts Club Literary Award.  



Reseña  
En esta novela, que ya tiene unos años, Margaret Atwood se centra en una de las presuntas asesinas más célebres de su Canadá Natal. Grace Marks, una joven sirviente que supuestamente engatusó al mozo que trabajaba en la misma casa para asesinar a la ama de llaves y a su señor. Años después, un grupo de personas de su comunidad que lleva mucho tiempo tratando de conseguir su absolución contrata a un psicólogo (ciencia relativamente reciente) para que hable con ella y este les de un informe favorable que les sería muy beneficioso.

Con la llegada del doctor Jordan se inicia un relato que intercala el presente con la historia pasada de Grace. ¿Cómo? Como siempre en el caso de Atwood, con maestría. Y es que la autora se vale de las entrevistas entre Grace y Jordan, los pensamientos del doctor, las cartas que este intercambia con diversos personajes y los pensamientos de Grace de un modo que fluye como el agua y hace que no pierdas el interés por la historia en ningún momento. 


Con ese método, como es de suponer, tenemos una visión completísima sobre cómo pudo haber sucedido todo en su momento. Y digo cómo pudo haber sido porque la misma Atwood después de la novela comenta las fuentes que ha usado como referencia, lo que se sabe que es cierto, lo que es bastante probable y lo que ella, por la valiosa documentación que ha llevado a cabo, cree que podría haber sido. Cabe mencionar, además, que cada parte de Alias Grace se inicia con poemas o fragmentos de algunos textos que Atwood usó para dicha documentación. 

Pero volvamos al contenido de la novela (evitando spoilers, por supuesto ;)). En primer lugar, tenemos la historia de Grace a grandes rasgos desde su infancia en Irlanda hasta que emigra a Canadá; su posterior infancia allí y sus inicios, entremedios y finales como doncella. Cómo no, siempre poniendo especial énfasis en las partes que son relevantes para la obra, y pasando de puntillas por las que no lo son tanto. En segundo, algunos retazos sobre cómo fue su primer juicio y cómo es y ha sido la vida en la cárcel. Por otra parte, sus entrevistas con el doctor y, para terminar, la vida del doctor desde que llega hasta que se va de Canadá, junto con sus teorías, dudas y elucubraciones sobre el estado mental de Grace. 

Para ello, y como ya he avanzado antes, Atwood hace acopio de varios estilos diferentes. Por una parte, nos encontramos con el género epistolar, de las cartas que Simon Intercambia con su madre, amigos, etc. Por otro, tenemos la visión de Simon escrita en tercera persona omnisciente, ofreciéndonos una visión del mundo y la sociedad desde la perspectiva de un hombre de clase social elevada venido a menos por las circunstancias. Para terminar, la voz de Grace de dos formas distintas: los diálogos con Simon cuando tienen las entrevistas intercalados con un monólogo interno en el que leemos sus pensamientos. 

¿Lo mejor, para mí, de tanta variedad? Que en cada caso el estilo es de algún modo también diferente. Por ejemplo, los diálogos en capítulos en los que el protagonista es Simon se muestran de la forma habitual, con guiones. Los que aparecen en los relatos y monólogos de Grace, por otra parte, aparecen sin ser puntuados como tales, lo que hace más “plausible” que nos encontramos ante sus pensamientos. 

¿Qué decir sobre los personajes principales? Grace Marks es un enigma andante. Parece una mujer puritana, creyente y fervorosa cumplidora de las normas sociales, pero algunos de sus pensamientos y comentarios hacen que uno dude de si realmente es así o sólo se trata de una fachada muy bien construida. Simon, por su parte, no deja de ser un hombre en una época de y para hombres… por lo que en algunos momentos sus pensamientos y dobles morales me han sacado un poco de quicio (algo bueno, dado el tipo de historia). Y de los demás personajes solo sabemos a través de lo que estos dos nos cuentan, con lo que la visión siempre es subjetiva. Aún así, no dejan de ser estereotipos de la época muy bien creados por parte de la autora, que ayudan a hacer la historia más verídica e interesante. 

¿Y sobre la trama? Es una historia cautivadora, en la que se refleja claramente el puritanismo de la época, la posición desaventajada de las mujeres y la doble moral imperante entonces. No en vano, la vida de Grace no deja de ser un drama en el que los pocos momentos de felicidad se ven truncados enseguida. Pero lo mejor de todo, es la eterna duda sobre si Grace es culpable o inocente. De hecho, el final que nos propone Atwood es tan inesperado (al menos para mí) pero está tan bien hilado con pequeños detalles de la historia (en los que piensas a posteriori) que ambas posibilidades siguen abiertas cuando llegas a la última página, ofreciendo al lector la oportunidad de elegir bando… o de no hacerlo, si no lo tenemos claro.

Por todo esto es un libro que he disfrutado mucho y mucho tendrán que cambiar las cosas para no encontrarse dentro de mis lecturas favoritas de 2019.




Lo mejor: la trama, el estilo de la autora, la gran documentación sobre la época.

Lo peor: no le encuentro nada malo.  

Deberías leerlo si te gustan las novelas ambientadas en épocas anteriores, basadas o inspiradas en hechos reales. Y si has disfrutado de alguna otra novela de Atwood, claro.

Puedes echarle un vistazo desde la web de Casa del libro: https://www.casadellibro.com/libro-alias-grace/9788498388176/5860318#